domingo, 21 de febrero de 2021

Asociación NANA

 



QUIÉNES SOMOS


Nana es una asociación sin ánimo de lucro que promueve la formación integral a través de las herramientas que nos proporcionan las artes escénicas para potenciar la creatividad y llevar a cabo, a su vez, una labor de sensibilización y transformación en la sociedad. 

Desarrollamos proyectos que fomentan el desarrollo emocional, intelectual, social y ético utilizando el teatro, la música y la danza para favorecer la inclusión e impulsar la participación de aquellos colectivos más vulnerables.


QUÉ HACEMOS

El propósito de nuestro trabajo es hacer participar a un grupo de menores institucionalizados en Centros de Acogida de Menores, en proyectos educativos e interculturales en los que se utilizan el teatro, la música y la danza como protagonistas. Nuestros proyectos finalizan en la composición de los correspondientes espectáculos cuyo fin es que sean representados y utilizados como medio de sensibilización en cuantos escenarios y espacios públicos y/o privados sea posible.

Además, suponen una oportunidad para adquirir conocimientos nuevos, y entre otras cosas, valores primordiales como el respeto, la humildad, la constancia, el esfuerzo y la disciplina, por tanto, de crecimiento personal para los menores.

    sábado, 30 de enero de 2021

    Mujer, fotografía y educación social

     


    Foto: "Migrant Mother" de Dorothea Lange

    Dicen que una imagen vale más que mil palabras, eso me recuerda lo que pueden reflejar y expresar, además somos capaces de procesarlas seiscientas veces más rápidas que los textos. Podemos estar hablando de la mirada hacia un cuadro, escultura, fotograma, cartel,…, pero es la imagen de una fotografía la que seguramente llegue más lejos en el momento de mostrarnos la realidad.

    Hace unos días en la edición digital de Público.es encontraba un artículo de Nazanín Armanian sobre la fotoperiodista Mahin Mohammadzadeh, nacida de madre y padre kurdos en la provincia de Sistán-Beluchistán de Irán, uno de los lugares más empobrecidos que podemos visitar. Mahin fue capaz de enfocar con su cámara y archivar todas las situaciones que pudo captar para darlas a conocer no sólo a su país también al mundo entero en una exposición “34 voces del mundo” del 2017 por la conmemoración del 8 de marzo, “Día Internacional de la Mujer”.

    También me viene a la memoria a la también fotoperiodista española Carmen Sarmiento, que recorrió aquellas partes del mundo en las que había alguna situación de injusticia que tenía enfocar y apretar el disparador de la cámara. Recuerdo de Carmen los programas que dirigió en la televisión “los marginados” y “los excluidos”, este último en colaboración con Manos Unidas.

    En el 2020 se presentó una exposición en Madrid con el título “Mujeres fotógrafas. Una historia contada a medias” recoge el trabajo fotográfico de nueve autoras españolas de diferentes generaciones que utilizan la fotografía en sus procesos artísticos. Las protagonistas son: Esther Ferrer, Eva Lootz, Carmen Calvo, Isabel Muñoz, Ouka Leele, Vicky Méndiz, Carla Andrade, Bego Antón y Lua Ribeira.  


    La historia de las mujeres como fotógrafas se remonta al mismo origen de la fotografía, pero como en cualquier tipo de arte, fueron ellas y sus fotografías invisibilizadas, ahora es el momento de conocer sus vidas y sus trabajos. Como mujeres fotógrafas sus puestas en escena mantienen una perspectiva de género y una sensibilidad hacia los temas sociales, muchas veces siendo sus imágenes manifiestos reivindicativos sobre la pobreza, las desigualdades, el machismo, la violencia machista, las guerras, …De las muchas mujeres fotógrafas, algunas españolas ya las hemos nombrado, pero quiero enumerar otras fuera de nuestras fronteras como Ruth Orkin, Nan Goldin, Annie Leibovitz, Helen Levitt, Lalla Essaydi, Dorothea Lange,…, y muchas más.


    La Educación Social tiene un gran recurso en poder utilizar la fotografía social y la de las mujeres fotógrafas como una herramienta de apoyo en sus intervenciones. La fotografía social están ligada directamente a los seres humanos, a su entorno y las situaciones que viven, se basa en captar la realidad en un momento significativo de la historia, invitando a la reflexión y al conocimiento de la vida cotidiana de las personas.

     

    “Para poder disparar una foto necesito emocionarme”.

    Cristina García Rodero, fotógrafa española. 


    Samuel N.P

    jueves, 28 de enero de 2021

    Las Abuelas que parió la historia

     


    En el film Abuelas, una película sobre (y con) Abuelas de Plaza de Mayo, de Cristian Arriaga, podemos verlas contando su historia en primera persona: sobre sus vidas, amores y deseos. Una historia sobre el dolor convertido en búsqueda.

    Por Manuela Bares Peralta, Editado en APU, Agencia Paco Urondo. Periodismo Militante.

    Abuelas, una película sobre (y con) Abuelas de Plaza de Mayo es un testimonio presente de la vida de diez mujeres que construyeron sus casas, familias e historia de maneras diferentes, pero una época inundada por el terror y la pérdida las hizo encontrarse para siempre. Es una de las primeras veces que escuchamos entremezclarse las voces de Estela de Carlotto, Delia Giovanola, Sonia Torres, Ledda Barreiro, Buscarita Roa, Rosa Roisinblit, Ángela Barilia, Emilce Flores, Aída Kancepolski y Berta Schubaroff hasta convertirse en un único relato, el de su búsqueda; pero también el de quiénes eran y quiénes son ahora. La búsqueda de las abuelas abarcó países y generaciones, fue una de las primeras reivindicaciones compartidas y la gesta empecinada pero llena de esperanza de una democracia inmadura e imperfecta que quería quedarse.

    Esta historia es sobre ellas, sobre sus vidas, sus amores y deseos. También es una historia sobre el dolor convertido en búsqueda. La búsqueda de dos generaciones, la de los hijos y los nietos. Esos que tanto imaginaron y amaron aún sin conocerlos. La película es una invitación a conocerlas sin intermediarios, como si compartiéramos una tarde con ellas. Mirándolas a través de las pantallas, con la ternura y la emoción de quienes miran a un grupo de valientes y de quienes tienen el privilegio de escuchar un testimonio que le ganó al miedo, a las injusticias y al tiempo.

    Es difícil escribir sobre las Abuelas sin pararnos en nuestra propia historia y en lo que significan en ella, aún sin saberlo. No me animo, me parece injusto. Cuando tuve el impulso de escribir esta nota, Delia llegó a mi vida. Un amigo me habló de ella, de cómo la llevó a comer locro y de cómo le gusta ir en el asiento de adelante en auto. De lo que la quería y se divertía con ella. El amor con el que la contaba en pequeñas anécdotas y gestos, era el amor con el que narramos a nuestras propias abuelas, las que nos dio la herencia, pero también la vida.

    Si intentara describirla, Delia es la abuela que parió la historia, la que no nació siendo madre ni abuela, la que la desaparición de su hijo Jorgito y su nuera Estela la hizo comenzar una búsqueda, la que circuló cada jueves alrededor de la Plaza de Mayo sabiendo que nunca más iba a estar sola, que la búsqueda de su hijo y su nieto estaba destinada a trascender el tiempo.

    “Soy una madre que busca a su hijo y una abuela que buscó a su nieto”, me dice Delia desde el otro lado del teléfono. Su voz te saca una sonrisa, aunque la tuvieras lejos. La tristeza y los golpes parecen haberla endurecido sólo lo suficiente para empujarla a seguir buscando a todos los que faltan. Delia enviudó a los 37 años, afrontó la desaparición de su único hijo y de su nuera, aquella nena a la que le enseñó a escribir y quiso como a una hija. También sufrió la pérdida de su nieta Virginia, que tenía sólo tres años cuando sus papás desaparecieron. Unos años después de una de las pérdidas más grandes, la de la nieta con la que compartió la búsqueda, encontró a su nieto Martín, que vivía en otro continente.

    “Cuando Virginia filmó Hermanos de Sangre, un documental sobre su búsqueda para encontrar a su hermano, pidió que incluyeran una traducción en inglés porque estaba convencida que Martín podría estar en cualquier lado. Virginia tenía razón, Martín estaba en Estados Unidos”.

    “En mi vida sufrí muchos golpes, el suicidio de mi nieta me destrozó. Lo único que me calma la tristeza es pensar que me regaló 35 años de su vida”. Las pérdidas de Delia son muchas, aunque las disfrace con chistes y una personalidad arrolladora. Ella es la abuela cibernética, cada viernes se conecta desde su computadora para acompañar a los nietos en sus reuniones, también es la que anda siempre con el teléfono celular a cuestas porque el llamado de Martín siempre llega, aunque esté lejos, siempre llega.

    Al igual que otras madres y abuelas, Delia prefirió saber a imaginar. Ella tuvo señales de vida de Estela y Jorge, de su cautiverio en el Pozo de Banfield, del nacimiento de Martín, de que su nuera logró pasar el cordón umbilical de celda en celda para que Jorge supiera que su hijo había nacido. Los testimonios de una compañera de cautiverio la ayudaron a reconstruir lo que les pasó, pero también fueron el impulso para no dejar de buscar. Delia prefirió saber a imaginar, pero como ella misma dice, en su caso, “la realidad fue más cruel”.

    Delia es la abuela de muchos porque, como ella misma dice: “está orgullosa de todos, de los que encontraron y de los que faltan”. A todos los buscó con el mismo amor y deseo con el que buscó a Martín. Pero todavía hay muchas abuelas como Sonia y Ledda que sueñan con ese reencuentro y, aunque a veces el tiempo las inquiete o el no saber si van a poder encontrarlos a todos, tienen la certeza de que si no los encuentran ellas los van a encontrar los nietos, porque la búsqueda tiene que seguir.

    sábado, 16 de enero de 2021

    Proyecto Barrios Solidarios para la atención a personas en riesgo de exclusión

     


    La Confederación de Asociaciones Vecinales de Castilla y León (CAVECAL)  junto a laFederación de Asociaciones Vecinales de Bierzo  han lanzado en El Bierzo el programa “Barrios Solidarios”, una iniciativa que además de las  asociaciones vecinales bercianas se llevará a cabo en las Federaciones de Ávila, Salamanca y Valladolid y  que está  subvencionado por la Junta de Castilla y León.

    El proyecto en Ponferrada se centrará en la Oficina de atención a personas en riesgo de exclusión, que pretende dar respuesta a las dificultades encontradas por estas personas a la hora de hacer uso de los recursos existentes y tramitar y solicitar las distintas ayudas a las que pudieran tener derecho. 

    Los problemas que el colectivo vecinal pretende atajar se han multiplicado exponencialmente como consecuencia de los efectos derivados de la pandemia de COVID-19, por lo que resulta más necesario que nunca la puesta en marcha de esta oficina. 

    En coordinación con otras organizaciones y administraciones se informará y asesorará al usuario sobre los distintos recursos existentes a su disposición y se le brindará asistencia en sus relaciones con la Administración, así como la ayuda que precise para solicitar y tramitar prestaciones y/o ayudas que pudieran corresponderle tales como: 

    Ayudas locales, regionales y estatales a los afectados por la pandemia de COVID-19 

    Bono social eléctrico y térmico 

    Renta Garantizada de Ciudadanía e Ingreso Mínimo Vital 

    Subvenciones destinadas al alquiler de vivienda. 

    Prestación económica por hijo o menor acogido a cargo 

    Prestaciones y subsidios por desempleo 

    Para ello se ha articulado el teléfono 987 941 222 y el email  solidarios@favbierzo.org donde las personas interesadas pueden ponerse en contacto para solicitar cita previa  para una  posterior atención telefónica o presencial en la sede de la Federación de Asociaciones Vecinales del Bierzo en la C/ Pintor Mondravilla 16 del barrio de Cuatrovientos. 

    domingo, 20 de diciembre de 2020

    Día Internacional de la Solidaridad, 20 de diciembre de 2020

     

    Nuestro futuro se basa en nuestra solidaridad

    El programa de los Objetivos de Desarrollo Sostenible pone en el centro a la persona y al planeta, se apoya en los derechos humanos y está respaldado por una alianza mundial decidida a ayudar a la gente a superar la pobreza, el hambre y las enfermedades. Se forjará por tanto sobre la base de una cooperación y solidaridad mundiales.

    El Día Internacional de la Solidaridad Humana es:

    • Un día para celebrar nuestra unidad en la diversidad;
    • Un día para recordar a los gobiernos que deben respetar sus compromisos con los acuerdos internacionales;
    • Un día para sensibilizar al público sobre la importancia de la solidaridad;
    • Un día para fomentar el debate sobre las maneras de promover la solidaridad para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, entre otros, el objetivo de poner fin a la pobreza;
    • Un día para actuar y buscar nuevas iniciativas para la erradicación de la pobreza.

    Antecedentes

    La solidaridad se identifica en la Declaración del Milenio (PDF) como uno de los valores fundamentales para las relaciones internacionales en el siglo 21 y para que quienes sufren o tienen menos se beneficien de la ayuda de los más acomodados. En consecuencia, en el contexto de la globalización y el desafío de la creciente desigualdad, el fortalecimiento de la solidaridad internacional es indispensable.

    Convencida de que la promoción de la cultura de la solidaridad y el espíritu de compartir es importante para la lucha contra la pobreza, la Asamblea General proclamó el 20 de diciembre como Día Internacional de la Solidaridad Humana.

    A través de iniciativas como la creación del Fondo Mundial de Solidaridad para erradicar la pobreza y la proclamación del Día Internacional de la Solidaridad Humana, este concepto fue promovido como crucial en la lucha contra la pobreza y en la participación de todos los interesados pertinentes. 

    Solidaridad en el trabajo de las Naciones Unidas

    La solidaridad ha definido el trabajo de las Naciones Unidas desde el nacimiento de la Organización que, desde su creación, atrajeron a los pueblos del mundo para promover la paz, los derechos humanos y el desarrollo económico y social. La organización fue fundada en la premisa básica de la unidad y la armonía entre sus miembros, expresada en el concepto de seguridad colectiva que se basa en la solidaridad de sus miembros a unirse “para mantener la paz y la seguridad internacionales”.

    Así mismo, la Organización se basa en este espíritu de solidaridad para “la cooperación en la solución de problemas internacionales de carácter económico, social, cultural o humanitario”.

    La solidaridad es uno de los valores fundamentales y universales en que deberían basarse las relaciones entre los pueblos en el siglo XXI. Por ese motivo, la Asamblea General decidió proclamar el 20 de diciembre de cada año Día Internacional de la Solidaridad Humana, en su 60/209 (PDF) de fecha 22 de diciembre de 2005. 

    Además, con el objetivo de erradicar la pobreza y promover el desarrollo humano y social en los países menos industrializados, en particular entre los segmentos más pobres de sus poblaciones, la Asamblea General creó el Fondo Mundial de Solidaridad, en su resolución 57/265 (PDF).


    Información: web ONU


    lunes, 14 de diciembre de 2020

    El padre

     


    Título original
    The Father
    Año
    Duración
    97 min.
    País
    Reino Unido Reino Unido
    Dirección
    Guion
    Florian Zeller, Christopher Hampton
    Fotografía
    Ben Smithard
    Reparto
    Productora
    Co-production Reino Unido-Francia; 
    Trademark Films, Embankment Films, Film4 Productions, F Comme Film, AG Studios NYC (Distribuidora: Lionsgate )
    Género
    Drama | FamiliaVejezEnfermedad
    Sinopsis
    Anthony (Anthony Hopkins), un hombre de 80 años mordaz, algo travieso y que tercamente ha decidido vivir solo, rechaza todos y cada uno de los cuidadores que su hija Anne (Olivia Colman) intenta contratar para que le ayuden en casa. Anne está desesperada porque ya no puede visitarle a diario y siente que la mente de su padre empieza a fallar y se desconecta cada vez más de la realidad. Dado el ir y venir de sus recuerdos ¿cuánto de su propia identidad podrá recordar con el paso del tiempo? Anne sufre la paulatina pérdida de su padre a medida su mente se deteriora, pero ¿no tiene ella derecho a vivir también su propia vida? (FILMAFFINITY)

    Preestreno: Festival de Sundance 2020.
    Premios
    2020: Festival de San Sebastián: Premio del Público
    2020: British Independent Film Awards (BIFA): 6 nominaciones, incl. mejor película
    2020: Asociación de Críticos de Boston: Mejor actor y mejor dirección novel
    Información: web de FilmAffinity

    domingo, 13 de diciembre de 2020

    “MONEO on-line”, programa de prevención familiar universal de drogodependencias, con esta pandemia, mejor adaptar e innovar.

     


    El programa Moneo se centra en el papel fundamental que tiene el entorno familiar en la prevención de drogodependencias y que permite modificar los factores de riesgo y de protección, así como la mejora de las habilidades educativas de los padres, madres y tutores/as y clarificar su posición con relación al propio consumo.

    La situación de esta pandemia debido al Covid-19 ha llevado a la Junta de Castilla y León dentro del Plan Regional sobre Drogas a desarrollar una intervención con las familias en el desarrollo del programa Moneo de forma on-line, que no por ello deja de tener un marco comunitario con un desarrollo de las sesiones que mantienen los mismo contenidos que de forma presencial.

    La Diputación de León desde el Área de Derechos Sociales y dentro de las actuaciones que desarrolla el Plan Provincial de Drogodependencias ha puesto en marcha en este trimestre diversos “Moneo on-line” en toda la provincia de León. La captación se desarrolla a través de una carta informativa a las familias contando con la colaboración de los CEAS (Centro de Acción Social), los Colegios y las AMPAS.

    La metodología del "Moneo on-line" sigue siendo la misma que de forma presencial, el/las profesional que imparte la formación, es el caso de la Diputación de León es una psicóloga, y que también se encarga de moderar las intervenciones de las personas participantes, motivarlas y guiar la realización de los ejercicios de prácticos.

    Una de las ventajas del "Moneo on-line" es el que los grupos se forman con participantes de diversas localidades de la provincia que tienen hijos/as preadolescentes de 9 a 13 años, ya que se hace desde casa u otro lugar de conexión que pueden elegir las personas que se inscriben. Este tipo de formación permite enriquecerse con una visión de las familias desde entornos rurales diferentes. 

    En esta nueva modalidad de "Moneo on-line" se ha añadido a las cuatro sesiones establecidas anteriormente de manera general, los contenido referentes a la adicción a las tecnologías de la información y la comunicación. El resto de las sesiones son: información básica sobre drogas, comunicación familiar, normas y límites, y posición familiar ante las drogas.

    Samuel N.P.

     


    jueves, 10 de diciembre de 2020

    Historia de la redacción de la Declaración Universal de Derechos Humanos

     

     Foto ONU: En 1950, en el segundo aniversario de la adopción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, los estudiantes de la Escuela Infantil Internacional de la ONU en Nueva York vieron un cartel del documento histórico.

    La Declaración Universal de los Derechos Humanos, adoptada por la Asamblea General de la ONU el 10 de diciembre de 1948, fue el resultado de la experiencia de la Segunda Guerra Mundial. Después de la Segunda Guerra Mundial y la creación de las Naciones Unidas, la comunidad internacional se comprometió a no permitir nunca más atrocidades como las sucedidas en ese conflicto. Los líderes del mundo decidieron complementar la Carta de las Naciones Unidas con una hoja de ruta para garantizar los derechos de todas las personas en cualquier lugar y en todo momento. El documento que consideraban, y que más tarde se convertirá en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, fue examinado en la primera sesión de la Asamblea General en 1946.

    El documento que más tarde pasaría a ser la Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH), se examinó en el primer período de sesiones de la Asamblea General, en 1946. La Asamblea revisó ese proyecto de declaración sobre los derechos humanos y las libertades fundamentales y lo transmitió al Consejo Económico y Social para que lo "sometiera al análisis de la Comisión de Derechos Humanos y que ésta pudiera preparar una carta internacional de derechos humanos". La Comisión, en su primer período de sesiones, celebrado a principios de 1947, autorizó a sus miembros a formular lo que denominó "un anteproyecto de Carta Internacional de Derechos Humanos". Posteriormente, esta labor fue asumida oficialmente por un Comité de Redacción integrado por miembros de la Comisión procedentes de ocho Estados, que fueron elegidos teniendo debidamente en cuenta la distribución geográfica. 

    La Comisión de Derechos Humanos estaba integrada por 18 miembros de diversas formaciones políticas, culturales y religiosas. Eleanor Roosevelt, la viuda del Presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt, presidió el Comité de Redacción de la DUDH. Junto a ella se encontraban René Bassin, de Francia, quien redactó el primer proyecto de la Declaración, el Relator de la Comisión, Charles Malik, del Líbano, el Vicepresidente, Peng Chung Chang, de China, y el Director de la División de Derechos Humanos de Naciones Unidas, John Humphrey, de Canadá, quien preparó la copia de la Declaración. Pero de todos ellos, Eleanor Roosevelt fue sin duda la gran impulsora de la aprobación de la Declaración.

    La Comisión se reunió por primera vez en 1947. En sus memorias, Eleanor Roosevelt recuerda: 

    «El Dr. Chang era un pluralista y mantenía de una manera encantadora que existía más de un tipo de realidad concluyente. La Declaración, decía, debería reflejar ideas que no se identificaran únicamente con el pensamiento occidental y el Dr. Humphrey tendría que saber aplicar un criterio ecléctico. Su comentario, aunque dirigido al Dr. Humprhey, en realidad estaba dirigido al Dr. Malik, quien no tardó en replicar explicando detenidamente la filosofía de Tomás de Aquino.El Dr. Humphrey se sumó con entusiasmo al debate, y recuerdo que en un momento dado el Dr. Chang sugirió que tal vez convendría que la Secretaría dedicara algunos meses a estudiar ¡los fundamentos del confucianismo!.»

    La versión definitiva redactada por René Cassin fue entregada a la Comisión de Derechos Humanos, que estaba sesionando en Ginebra. El proyecto de declaración enviado a todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas para que formularan observaciones se conoció bajo el nombre de borrador de Ginebra.

    El primer proyecto de la Declaración se propuso en septiembre de 1948 y más de 50 Estados Miembros participaron en la redacción final. En su resolución 217 A (III) del 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General, reunida en París, aprobó la Declaración Universal de Derechos Humanos. Ocho naciones se abstuvieron de votar, pero ninguna votó en contra. Hernán Santa Cruz, de Chile, miembro de la Subcomisión de redacción, escribió: 

    «Percibí con claridad que estaba participando en un evento histórico verdaderamente significativo, donde se había alcanzado un consenso con respecto al valor supremo de la persona humana, un valor que no se originó en la decisión de un poder temporal, sino en el hecho mismo de existir – lo que dio origen al derecho inalienable de vivir sin privaciones ni opresión, y a desarrollar completamente la propia personalidad. En el Gran Salón... había una atmósfera de solidaridad y hermandad genuinas entre hombres y mujeres de todas las latitudes, la cual no he vuelto a ver en ningún escenario internacional.»  

    El texto completo de la DUDH fue elaborado en menos de dos años. En un momento en que el mundo estaba dividido en un bloque oriental y otro occidental, encontrar un terreno común en cuanto a lo que sería la esencia del documento resultó ser una tarea colosal. 

    Información: web de las Naciones Unidas.  


    martes, 8 de diciembre de 2020

    X Aniversario del Grupo de Teatro AMBI (El Bierzo)


    Vídeo homenaje por el décimo aniversario del Grupo de Tetaro Ambi. 2010-2020. Para / por todas las personas que habéis formado parte del mismo. ¡GRACIAS !.

    lunes, 7 de diciembre de 2020

    Eduso Bierzo, un dique de contención frente a la exclusión social


    Reportaje de David Álvarez para InfoBierzo sobre el colectivo de Educadores y Educadoras Sociales EDUSO BIERZO. 

     https://www.infobierzo.com/eduso-bierzo-un-dique-de-contencion-frente-a-la-exclusion-social/585226/?fbclid=IwAR1tj3pYfUaxggvCaIO9HNfFhEd_-yWjRVwlqOvdiPr-qFcdUyuJ304LJsg


    jueves, 3 de diciembre de 2020

    3 de diembre de 2020, Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

    Covid-19: Mayores conectados para evitar el aislamiento y la soledad

     



    Artículo de DOLORES LÓPEZ-HERNÁNDEZ

    Profesora titular de Geografía Humana, Universidad de Navarra

    Publicado en Público, 3 de diciembre de 2020

    La pasada primavera el coronavirus llegó y alteró todo, o casi todo. Los retos relacionados con el envejecimiento que ya afrontaba España, tanto a nivel individual como poblacional, han adquirido una nueva dimensión en este cambio de panorama teñido de incertidumbre y temor. La innovación social puede ayudar a allanar las dificultades.

    España es uno de los países más envejecidos del mundo. La edad media de la población en el 2020 es de casi 44 años. De los más de 47 millones de habitantes, casi dos de cada diez tienen 65 años o más y dentro de este grupo cerca de 3 millones superan los 80 años, más de medio millón son nonagenarios y 17 500 son centenarios.

    Envejecimiento rural y urbano

    En la España vaciadazonas interiores y rurales, despoblación y envejecimiento se dan la mano. Sin embargo, la covid-19 ha tenido un impacto más negativo en las ciudades y ha puesto en valor las áreas menos densamente pobladas mostrando nuevos escenarios de oportunidad que sería bueno aprovechar.

    Junto al envejecimiento de las poblaciones, coexiste el proceso natural de envejecer a nivel individual. En 1900 la esperanza de vida en España era de 34 años y en 2019 supera los 83,6. La longevidad, antiguamente patrimonio de unos pocos, se ha ido generalizando a un porcentaje cada vez mayor de las generaciones.

    n la actual situación de pandemia viene bien recordar que en ningún tiempo la lucha contra la muerte ha tenido tanto éxito como en el último siglo. Nunca el nivel de conocimientos y la capacidad de respuesta han sido tan altos a la hora de afrontar una crisis sanitaria como ahora.

    Impacto de la covid-19 en los mayores

    La primera ola de la covid-19 tuvo una mortalidad especialmente alta entre los varones mayores, grupo especialmente vulnerable frente a la muerte. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la población de más de 65 años es muy heterogénea y con una fuerte presencia de mujeres (el peso de las mujeres se incrementa conforme avanza la edad).

    La vulnerabilidad de las mujeres se debe, entre otras razones, a que viven solas, son las principales cuidadoras (teniendo en ocasiones problemas para ser cuidadas) y tienen menores ingresos económicos. Es crucial siempre, pero especialmente ahora, incluir la mirada de género para diseñar estrategias para afrontar las diferentes vulnerabilidades que viven hombres y mujeres de estas edades.

    Muchos de los problemas de los mayores (edadismo, soledad, brecha digital, dependencia, pobreza, soluciones residenciales…) se han agravado con la pandemia. Esta situación también ha aumentado su visibilidad.

    La calidad de vida de las personas y sus habilidades funcionales dependen tanto de su capacidad intrínseca como de su entorno físico y social. Las estrategias dirigidas a promover un envejecimiento activo y saludable, como bien recoge la OMS, abarcan muchos aspectos diferentes de la vida. No cabe duda que la covid-19 ha trastornado especialmente el entorno social de los mayores.

    La pandemia en soledad

    Uno de los problemas más agravados por la nueva normalidad (que de normal tiene poco) para muchas personas, especialmente para los más mayores, es la soledad.

    La especial vulnerabilidad de los mayores ante la enfermedad, así como las políticas de aislamiento y distancia social impuestas por la epidemia –a los que se ha unido el temor a enfermar y la angustia por la situación económica de hijos y nietos– ha acentuado en muchos casos el sentimiento de desamparo y fragilidad.

    Es significativo que las mujeres españolas, aunque vivan solas en menor porcentaje que las suecas, sienten más la soledad que ellas, como refleja un estudio publicado en la revista Journal of Family Issues.

    El papel que frente a la soledad tienen la compañía y el apoyo familiar o de amistades, tan presentes e importantes en España, se ha resentido profundamente en los últimos meses. Debemos impulsar la creatividad para facilitar ese encuentro de los afectos tan necesario para los mayores y especialmente entre aquellos que por sus condiciones de salud no comprenden lo que está pasando.

    Es clave dar voz a los protagonistas, como ocurrió el pasado 1 de octubre, Día Internacional de las Personas Mayores, en la mesa redonda virtual organizada por el Imserso.

    Tecnología para facilitar el contacto

    La revolución tecnológica y la innovación social pueden ser muy provechosas para mejorar la calidad de vida de los mayores e incrementar la cohesión social. Permiten fomentar las redes de apoyo intergeneracional, reinventándonos para hacer frente a la compleja coyuntura que estamos viviendo.

    La Guía Avanzada de Innovación Social publicada recientemente por el Gobierno de Navarra recoge un capítulo específico sobre innovación social y envejecimiento. En él se pueden encontrar numerosos ejemplos de buenas prácticas en esta dirección.

    El deterioro de la situación de los mayores con la covid-19 también ha traído consigo una intensificación de las estrategias tecnológicas para aliviarlas.

    Las administraciones públicas han intensificado los programas y acciones de alfabetización digital. El Gobierno de Castilla-La Mancha, por ejemplo, ha impulsado el programa Los mayores forman la red CLM 2020. El proyecto impulsa la formación de mayores online gratuita no solo para el uso autónomo de las tecnologías, sino también para acceder a los servicios. Incluye videoconferencias, formación y vídeos con pequeñas píldoras formativas.

    En numerosas residencias de ancianos se han impulsado iniciativas utilizando tecnología digital tanto para informar sobre la situación en el centro como para facilitar el contacto de los residentes con sus familiares y amigos (a través de páginas de Facebook, videoconferencias a través de Skype, WhatsApp, Zoom…) o incluso posibilitar visitas en entornos de seguridad (intercomunicadores, cámaras…).

    En muchos casos, el apoyo de los terapeutas es crucial tanto para hacer llegar los mensajes electrónicos como para contestarlos. La labor de los cuidadores se ha vuelto especialmente compleja con el coronavirus y la tecnología también tiene un campo de desarrollo en esta dirección.

    El voluntariado también se está reinventando para poder apoyar a los mayores en este momento de especial dificultad. Proyectos como Grandes amigos o Adopta un abuelo, cuya misión es conectar generaciones, rendir tributo a los mayores y fomentar experiencias transformadoras, adquieren en este escenario un valor especial.


    Este artículo ha sido publicado originalmente en The Conversation

    domingo, 29 de noviembre de 2020

    Sin señas particulares

     


    Sinopsis: Magdalena emprende una travesía en busca de su hijo, desaparecido en su camino a la frontera con Estados Unidos. El recorrido de Magdalena entre pueblos y paisajes desolados del México actual la conduce a conocer a Miguel, un joven recién deportado de los EEUU que viaja de vuelta a casa. Así se acompañan, Magdalena buscando a su hijo, y Miguel esperando ver a su madre de nuevo, en un territorio donde deambulan juntos víctimas y victimarios. Premio de la Industria Cine en Construcción 36.

    Dirección: Fernanda Valadez (Guanajuato, México, 1981) es directora, guionista y productora de cine. En 2015 dirigió el cortometraje 400 maletas, que fue nominado al premio Ariel. Ha producido, entre otros largometrajes, Los días más oscuros de nosotras, dirigido por Astrid Rondero, nominado a dos premios Ariel y ganador de siete galardones internacionales. Sin señas particulares, su primer largometraje como directora, recibió el Premio de la Industria Cine en Construcción en el Festival de San Sebastián 2019 y se estrenó en la World Dramatic Competition del pasado Festival de Sundance, donde obtuvo el Premio del Público y el Premio Especial del Jurado al Mejor Guion. Premio mejor película latinoamericana en el Festival de Cine de San Sebastián 2020. 

    Información: Web del Festival de Cine de San Sebastián. 

    martes, 24 de noviembre de 2020

    Por qué el 25 de noviembre es el Día Internacional para eliminar la Violencia contra la Mujer y la historia de las hermanas Mirabal

     



    El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer se celebra el 25 de noviembre desde 1981 en conmemoración por el asesinato de las hermanas Mirabal. Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, conocidas como las “Las Mariposas”, eran tres activistas políticas de República Dominicana. Inspiradas en el triunfo de las revoluciones contra las dictaduras en algunos países de Latinoamérica a finales de la década de 1950 —ColombiaVenezuela o Cuba—, fundaron el grupo revolucionario de extrema izquierda “14 de junio” contra la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo. Fueron torturadas y encarceladas en varias ocasiones por su activismo, aunque siempre acababan siendo liberadas. Pero el 25 de noviembre de 1960 fueron secuestradas y apaleadas por agentes del Servicio de Inteligencia Militar dominicano, siguiendo órdenes de Trujillo. Sus cadáveres se encontraron en el interior de un vehículo que había sido despeñado por un precipicio simulando un accidente.

    El asesinato desató protestas en República Dominicana, y las hermanas Mirabal pronto se convirtieron en un símbolo latinoamericano de la lucha contra la violencia de género. Durante el primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe de 1981 se propuso reconocer el 25 de noviembre como el día contra la violencia hacia las mujeres. A partir de entonces se organizaron movilizaciones en Latinoamérica en la fecha señalada, que se fueron extendieron a otros países del mundo. En 1993, la Asamblea General de la ONU aprobó la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer, definiendo el concepto de violencia contra la mujer y reiterando el derecho de las mujeres a la igualdad, la seguridad y la dignidad. Finalmente, en el año 2000, la ONU declaró oficialmente el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.