domingo, 16 de enero de 2011

La Renta Garantizada de Ciudadanía, un campo de trabajo para educadores y educadoras sociales

La Comunidad de Castilla y León aprueba la Ley 7/2010, de 30 de agosto, sobre la Renta Garantizada de Ciudadanía. El 16 de diciembre se aprueba el decreto 61/2010, por el que se regula dicho recurso.
¿Qué es la renta Garantizada de Ciudadanía?, es un nuevo derecho subjetivo para los ciudadanos y ciudadanas de Castillas y león. Es una prestación social de naturaleza económica y percepción periódica, que se configura como renta familiar.
La RGC tiene una doble finalidad, una de ellas está destinada a cubrir las necesidades básicas de la personas que por diversas causas, se encuentran en una situación carencial de los recursos necesarios para atender las necesidades básicas de subsistencia, y otra finalidad es la destinada a promover la integración de quienes se encuentran en situación de exclusión social.
El Decreto sobre la RGC define dos tipos de situaciones de exclusión social. Las primeras llamadas coyunturales, son aquellas en las que existe una carencia o insuficiencia temporal de recursos económicos que impiden cubrir las necesidades básicas de subsistencia, pero en las que no existe ningún riesgo de no integración. La otra situación, llamada estructural, que a falta de recursos económicos, también la integración social se encuentra comprometida, ya que existen factores sociales de marginación o discriminación.
Las situaciones de exclusión social estructurales son aquellas que priorizamos desde los servicios sociales, ya que en ellas, las personas y las familias se encuentran en un estado de dificultad personal y social.
El artículo 14 de la Ley, y el artículo 10 del Decreto de la RGC, se habla del proyecto individualizado de inserción, igual que en los IMIS, este proyecto es la expresión formal del itinerario programado para la consecución de la integración social de las personas beneficiarias de la RGC. El proyecto individualizado de inserción se define como el conjunto de actividades de clara intención socioeducativa, que serían necesarias para superar la situación temporal en que se encuentran aquellas personas y sus familias.
La elaboración del proyecto individualizado de inserción cuenta con una intervención multidisciplinar, además de la implicación de las personas beneficiarias de la RGC. El proyecto individualizado se aplica en diferentes niveles y atenderá a las necesidades que se hayan detectadas a través del informe social. Los niveles de intervención serán: lo personal, lo familiar, lo socio-comunitario y lo socio-laboral.
Es en el proyecto de inserción dónde está el campo de intervención de educadores y educadoras sociales, ya que el desarrollo de este proyecto lleva implícito una intervención socioeducativa con las personas destinatarias de dicho proyecto, con acciones y tareas concretas, que lleven a movilizar recursos personales, destrezas y habilidades que permitan a las personas salir de las situaciones carenciales en que se encuentran. Lo mismo que trabajar a nivel familiar las diversas carencias propias, y facilitar la integración en la comunidad en la que viven. En el aspecto socio-laboral, se intervendrá en facilitar la formación y el acceso al trabajo.
Educadores y educadoras sociales junto con trabajadores y trabajadoras sociales, son los técnicos necesarios, por su formación, en el desarrollo de un trabajo en equipo desde los servicios sociales de base, en Castilla y León, los CEAS, para hacer más eficaz la Renta Garantizada de Ciudadanía.
Samuel N.P.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Este es un campo más para los trabajadores/as sociales pero por que no podemos acceder a él. somos de los colectuvos de titulados de grado médio que más paro temos, mucho campo donde trabajar, pero ocupado por otros profesionales. Como tenemos que revindicar nuestro espacio. Un saludo Ch.

Anónimo dijo...

Me parece interesante el árticulo y efectiva la Unidad administrativa si realmente ésta se constituyera con un equipo de trabajo multiprofesional que llevara a cabo el trabajo descrito en el árticulo y consiguiera que muchas de estas familias en exclusión, que se hacen dependientes de ayudas y de los Servicios Sociales consiguieran integrarse. Pero ¿como se han formado estas Unidades de Renta Garantizada en Castilla y León? En algunas provincias la Administración,a dedo y por enchufismo ha recolocado personal de otros departamentos sin pensar en el objetivo al principio mencionado.

saeduso dijo...

En el artículo lo que se pretende es ver la necesidad de incorporar educadores y educadoras sociales en los servicios sociales. Sabemos que no es fácil, que existe un muro, más que una barrera, que hace que las personas profesionales de la educación social, no cuenten ni con ellos ni y con ellas. Por lo que es necesario reivindir nuestro espacio y lugar de trabajo, que para eso tenemos unas universidades públicas que están formando en este campo a un gran número de alumnado.