lunes, 18 de julio de 2011

Cubillos (El Bierzo) acoge el mayor campamento de integración para personas con discapacidad

Más de un centenar de niños y niñas con y sin discapacidad, de entre seis y dieceséis años, se dan cita desde ayer en El bosque de los sueños de Cubillos del Sil hasta el próximo 30 de julio en la décimocuarta edición del campamento de integración que organizan la Asociación de Parapléjicos y Grandes Discapacitados Físicos de Castilla y León (Aspaym) y la Fundación Vodafone.

Este es el octavo año consecutivo que se celebra en la localidad berciana y ya se ha convertido en la iniciativa más importante de este tipo que se celebra en la comunidad autónoma. Incluso también en volumen de monitores y voluntarios, que llegan a alcanzar más del medio centenar venidos de diferentes partes de España

Lo que hace además tan relevante y diferente a este campamento es la labor de integración que se realiza durante estos quince días ya que, tal y como apunta la gerente adjunta de Aspaym Castilla y León, Gloria María Arranz, «el diseño de la actividad es para que todo el mundo pueda participar y eso se consigue. Si un chaval con discapacidad lo puede hacer, lo puede hacer cualquier chaval». Además, aquí no sólo se reúnen niños de Castilla y León sino de lugares como Madrid, Alicante Oviedo o Valencia.

Una integración que comienza en los propios niños de Cubillos del Sil ya que son parte activa en El bosque de los sueños. Entre 35 y 40 menores que participan en los campamentos urbanos conviven, aprenden y comparten experiencias de tú a tú, sin importar su condición física. «Ellos no tienen los mismos prejuicios que tenemos los adultos», sentencia Gloria Arranz, quien además asegura que la involucración del municipio con el campamento es total. Una excelente relación que tiene su culmen en la cena que todos años celebran conjuntamente entre los habitantes de Cubillos y los participantes en el campamento.

Este año, la temática gira entorno al libro de Julio Verne, «La vuelta al mundo en 80 días». Una excusa para poder disfrutar de quince días de actividades en la piscina, carreras en una pista de karting, la observación de las estrellas, obras de teatro, manualidades y conciertos de música. Una quincena que convierte al Bierzo en la capital de la integración regional y nacional.

Noticia: Diario de León, 18 de julio de 2011


1 comentario:

Pablo García González dijo...

Hace unos años, tuve la oportunidad de trabajar con Cruz Roja, en una colonia de discapacidad que se realizó en el Bosque de los sueños. ¡Que instalaciones! y que pueblo más concienciado.

Me ha alegrado leer que se sigue dando un buen uso ;)